SELECCIONES

La calidad de la madera se juzga en función del veteado y la presencia de nudos y grietas.

Al aserrar cada tronco afloran las características de la madera en forma de tonalidades, sombras y vetas, es por eso por lo que seleccionamos y clasificamos nuestras maderas en cuatro calidades, logrando así conseguir un suelo homogéneo.